Imprimir

José de Jesús Hermosillo y Medina, Cronista emérito-

Hace tiempo les dejé de tarea a varios alumnos, preguntaran la causa de que a su lugar de origen le llamaran “El Tiliche”, apodo que le acomodaron al rancho de Azogueros; y sólo cumplió Paulina Rodríguez, quien preguntando a los más viejos, le dijeron que un migrante abrió en Estados Unidos, un negocio al que bautizó como “El Tiliche”, y que, al regresarse, abrió un negocio en Azogueros con el mismo nombre. Así que, muchos al referirse al lugar, decían: Allá en “El Tiliche” y, quedó como costumbre.

El martes 7 de marzo acudimos a la primicia teatral “El agua de la vida”, y al llegar, le dije a  Juan Guerrero Rodríguez: Hubieran colocado un letrero que dijera “Bienvenidos al Tiliche”. Rió muy sin ganas, diciendo: -Ya no hay respeto…

La citada obra teatral, es el fruto de un programa federal que trata de acercar a las comunidades rurales a la cultura y al arte, especialmente a niños y jóvenes y, en esta ocasión, Azogueros fue seleccionado para impartir un taller Colectivo Comunitario de Teatro en la Escuela Primaria “José María Morelos y Pavón”.

el agua

Los costos, fueron absorbidos totalmente por este programa ya que, tanto el vestuario, escenografía, sueldos de los instructores y hasta el armazón del teatro, no costaron nada a nadie; ya que todo lo cubrió el Programa Federal  de Alcance Nacional “México, Cultura para la Armonía”, desarrollado y ejecutado por la Secretaría de Cultura de San Luis Potosí, en el citado rancho, perteneciente a nuestro municipio. Ignórase por qué, fue seleccionado este punto; para sede del Colectivo Comunitario de Teatro, único en toda la entidad; con la intención de involucrar a 30 niños y adolescentes en las artes escénicas, y con el deseo de sembrar la inquietud y en un futuro, hubiera fruto con la formación de varios actores. Alguna semillita podría germinar, aunque el terreno sea estéril, y quizá nazca la inquietud de algunos para seguir el camino del arte. En este caso, los instructores  fueron Xóchitl Magaly Rangel Elías y Omar Silva Garza.

El sábado 11 del mismo mes, escenificaron obra en el Teatro de las Artes del Centro Cultural de Salinas a las 17 hrs, con buena asistencia y, francamente lucieron más los niños actores en su presentación en Azogueros, que en Salinas, pues algunas fallas técnicas, sobre todo de audio, no permitieron que tuviera buen efecto; pues hasta la respuesta del público fue fría y, sólo pudieron aplaudirla una vez, siendo necesario más. Hizo falta un mensaje aunque fuera sencillo, de la autoridad municipal en público, para que, tanto los niños-actores como los promotores se sintieran apoyados y animados.

“El agua de la vida”, de la autoría de los hermanos Jacob y Wilhelm Grimm (1815), fue la obra puesta en escena y tuvo como elenco (por orden alfabético de apellido)  a: Sofía Calvillo Torres –anciana-; Paúl Alberto Guerrero Bernal –guardia-; María Fernanda Hernández Guerrero –ama de llaves-; Luis Ángel Martínez Torres –rey-; Rodrigo Martínez Torres –león-; Carmen Guadalupe Rodríguez Guerrero –león-; Steicy Rodríguez Barboza –mamá de la princesa-; Pedro Rodríguez Morales –papá de la princesa; Ana Cristina Rodríguez Rodríguez –esposa del rey-; Fátima Jolett Soto Flores –princesa-; Ubaldo Torres García –hermano mayor-; Erick Maximiliano -narrador-; Brayan Santiago Torres Torres –hermano menor-; Irving Torres Torres –duende-;  Fernando Torres Villa –hermano mediano- y Francisco Javier Torres Villa –guardia-.

el agua de la vida

La obra en sí, atractiva para todos, por el lenguaje sencillo, trata de un rey que está muy enfermo, sin encontrar remedio, cosa que hace saber la reina a sus tres hijos que a caballo fueron en busca de la fuente del agua de la vida. Sólo el más pequeño encontró orientado por un duende y llegó ante una princesa encantada; quien le dijo dónde encontrarla, y llevada a su padre, se alivió. A su vez, este hijo joven se casó con la princesa, y su padre le entregó su espada y corona.

A cargo del staff, estuvieron Jorge Guerrero Guillén, Ana Karen López Ávila, José Luis Rodríguez Torres, Enrique Guerrero González y Efrén Guerrero Flores. Asesora de Dirección y montaje fue Elara Reyes Rocha y la coordinación del programa federal, estuvo a cargo de la Lic. Mireya Elvira Bernal Rodríguez quien francamente merece amplio reconocimiento por su afán para que el proyecto se realizara.